Return to site

Estrategia de pruebas de detección de SARS-CoV-2: consideraciones para espacios de trabajo que no prestan servicios de salud

· Wellness,Health,Safety,COVID-19

Estas consideraciones interinas sobre estrategias para la realización de pruebas de detección de SARS-CoV-2 en lugares de trabajo que no pertenecen al sector de servicios de salud durante la pandemia de COVID-19 se basan en la información conocida hasta el momento acerca de la transmisión y gravedad del COVID-19 a la fecha de su publicación, 22 de julio del 2020.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. actualizarán estas consideraciones según sea necesario a medida que cuenten con más información disponible. Visite el sitio web de los CDC periódicamente para ver la guía interina actualizada.

Las pruebas de detección de SARS-CoV-2 se pueden incorporar como parte de un enfoque integral para reducir la transmisión en lugares de trabajo que no pertenecen al sector de servicios de salud. La evaluación para detectar síntomas, las pruebas de detección y el rastreo de contactos son estrategias para identificar a trabajadores infectados por SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, para poder tomar medidas que desaceleren y detengan la propagación del virus.

Los empleados que se realicen pruebas de detección deben recibir información clara acerca de:

  • el fabricante y el nombre de la prueba, el tipo de prueba, su propósito, confiabilidad y cualquier limitación asociada con la prueba, quién pagará la prueba y cómo se realizará.
  • cómo comprender lo que significan los resultados, las medidas asociadas con resultados negativos o positivos, quién recibirá los resultados, cómo se podrían utilizar los resultados y las consecuencias de negarse a hacerse la prueba.

Es obligatorio entregar a las personas hojas informativas para el paciente sobre la autorización de uso de emergencia de las pruebas.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) publicó guías interinas para aplicar la norma 29 CFR Parte 1904 con respecto al registro de enfermedades ocupacionales, específicamente casos de COVID-19. De conformidad con los requisitos de mantenimiento de registros de la OSHA, el COVID-19 es una enfermedad de registro obligatorio, por lo que los empleadores son responsables de registrar casos de COVID-19 si los casos cumplen ciertos requisitos. Se recomienda especialmente a los empleadores que consulten la página web de la OSHA con frecuencia en www.osha.gov/coronavirus para ver las actualizaciones.


***Fuente: www.cdc.gov

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK