Return to site

Mes Nacional de la Inmunización

Conozca más acerca de las vacunas que usted y sus menores deben recibir para protegerse de enfermedades que pueden ser peligrosas o incluso, mortales.

El Mes Nacional de la Inmunización (NIAM, por sus siglas en inglés) es una conmemoración anual que se celebra en agosto para resaltar la importancia de la vacunación para personas de todas las edades y cómo esto puede protegerlas de enfermedades que podrían ser peligrosas o incluso, mortales. 

Con tanta información –muchas veces incorrecta– que está disponible hoy día, conocer los datos de fuentes confiables antes de tomar decisiones respecto a la salud es sumamente importante.

¿Por qué vacunarse? 

Las vacunas trabajan junto con las defensas naturales de su cuerpo para ayudar a desarrollar inmunidad hacia ciertas enfermedades, o reducir significativamente las probabilidades de desarrollar infecciones que en algún momento han sido dañinas o mortales para infantes, adolescentes o adultos. Sin embargo, los virus y bacterias que provocan estas condiciones siguen existiendo, amenazando la salud de quienes no se han vacunado. 

Es importante completar su itinerario  de vacunación para protegerse completamente de enfermedades como: polio, Hepatitis B, sarampión, difteria, entre otras. Si se saltó alguna de las dosis de estas enfermedades debido a la pandemia de COVID-19, contacte a su proveedor de vacunas para saber cuándo y cómo puede recibir las dosis restantes. 

Las vacunas son la manera más exitosa, segura y costo eficiente de protegerse contra condiciones severas y, en ocasiones, mortales, como: sarampión, polio e incluso algunos tipos de cáncer. 

Actualmente, vacunarse contra COVID-19 también es importante, pues ofrece un camino seguro y confiable hacia la inmunidad contra diversas variantes del virus, incluyendo la nueva variante Delta. 

Vacunas recomendadas para personas adultas:

  • Todo el mundo debería vacunarse contra la influenza anualmente, antes de octubre, preferiblemente. 
  • Los adultos necesitan vacunarse contra el tétano cada 10 años.
  • Los adultos saludables de 50 años o más, deberían recibir la vacuna contra la culebrilla.
  • Los adultos de 65 años o más necesitan una dosis de la vacuna antineumocócica conjugada seguida de una dosis de la vacuna antineumocócica polisacárida. Los adultos menores de 65 años que tienen ciertas afecciones de salud como enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer o VIH también deben recibir una o ambas vacunas.
  • Las personas adultas podrían requerir otras vacunas según sus condiciones de salud, trabajo, estilo de vida o hábitos de viaje.

Para una lista completa de las vacunas recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para infantes, niños, adolescentes y adultos, acceda a la Guía de Vacunación de los CDC

También, encontrarás recursos valiosos, como una Herramienta de Vacunación para Adultos e información acerca de la seguridad y efectos secundarios de las vacunas, en: www.cdc.gov/spanish/inmunizacion/index.html

Es importante que consulte con su profesional de la salud acerca de qué vacunas son adecuadas para usted y sus allegados. Recuerde, la inmunización es una responsabilidad compartida —familias, trabajadores de la salud y oficiales de salud pública deben trabajar de la mano para ayudar a proteger a nuestras comunidades.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK