Return to site

Para que la soga no se rompa

Conoce el modelo de Eisenhower, una de múltiples herramientas para el manejo de prioridades.

Por: Gamaliel Malavé; Growth Coach

Día a día, nos enfrentamos con múltiples situaciones y tareas que requieren ser atendidas. Podemos sentir que nuestros jefes, equipos y hasta familiares “halan” una parte de nosotros como niños que juegan a halar la soga, requiriendo tiempo o que realicemos ciertas tareas. Nos “halan” en todas las direcciones con fuerza, provocando quizás que la soga comience a romperse, estallando una crisis. Trágico ¿no? La realidad es que, aunque no lo veamos necesariamente de manera física, la presión que puede sentir el ser humano al tener múltiples demandas, puede ser abrumador si no se saben manejar las prioridades. Para ayudarte a manejar esto y evitar que la soga se rompa, hoy traemos una herramienta desarrollada por el ex-presidente de los Estados Unidos Dwight Eisenhower.

Consiste en varios pasos que te ayudarán a identificar las tareas que necesitas completar y organizarlas por orden de importancia utilizando un cuadrante como herramienta visual. ¿Listo? Comencemos:

Paso 1. Lista Larga. Realiza una lista exhaustiva que incluya todas las tareas que necesitas completar; y hacemos énfasis en todas. Esta lista se debe hacer semanalmente. 

Paso 2. Clasifica. Organiza las tareas en 4 clasificaciones. Para poder categorizar las tareas de manera efectiva, es importante que puedas diferenciar claramente entre los próximos dos conceptos:

  • Urgente: Tiene fecha de caducidad o un gran impacto de no ser realizado en un tiempo en específico.

Importante: Nos ayuda a alcanzar las metas.

Discutidos estos dos conceptos, pasemos a las 4 categorías:

A. Atácalo: Aquí, ubicaremos las tareas que son importantes y urgentes; es decir que tienen fecha de caducidad y que nos ayudan a alcanzar las metas.

B. Busca a alguien: Aquí van las tareas que son urgentes, pero no tan importantes, por lo tanto, pueden ser delegadas.

C. Calendarízalo: Coloca las tareas que son importantes pero no urgentes. Como son importantes, se debe separar un espacio en el calendario para ellas.

D. Déjalo: Aquí van las que no son ni importantes ni urgentes. Para identificarlas, realiza un Not-to-do List. Estas tareas nos consumen tiempo innecesariamente. No obstante, no se deben eliminar del todo si te brindan felicidad, ya que es importante disfrutar también.

Paso 3. Calendariza. Una vez tenemos organizadas las tareas por categoría, establece en calendario las tareas del cuadrante C (Calendarízalo).

Paso 4. Lista Corta. Luego de haber organizado las tareas en las 4 categorías y las hayas calendarizado, diariamente toma aquellas tareas que son del cuadrante A (Atácalo) y las anotas en la lista de tareas por realizar, también conocidas como To-do List. Si para ese día, tienes calendarizada una tarea del cuadrante C (Calendarízalo), debes incluirla en la lista de tareas diarias a realizar. Es importante también dar seguimiento a aquellas que están en el cuadrante B (Busca a Alguien), ya sea porque las hayas delegado o las decidas realizar tú.

Paso 5. Ejecuta. Una vez tenemos la lista diaria, vamos a llevar a cabo las tareas. Una práctica gratificante para muchos es tachar las tareas de la lista una vez realizadas. Este es, en resumidas cuentas, el modelo de Eisenhower, una de múltiples herramientas para el manejo de prioridades. Esperamos que sea de beneficio para ti. Es muy importante aprender a manejar las prioridades ya que el tiempo en sí es incontrolable. No obstante, si implementamos el uso de herramientas, podemos lograr cumplir con las demandas de nuestros roles mientras cuidamos de nuestra salud emocional evitando que se rompa la soga.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK